Características técnicas de una televisión Plasma

Los televisores de plasma ofrecen una tecnología novedosa y considerablemente superior a la tecnología anterior, la de los televisores con pantalla CRT, que es la pantalla de tubo catódico de toda la vida. Este hecho puede llevar a confiar en las mejores características del plasma y no poner la suficiente atención en las cuestiones importantes que deberían de tenerse en cuenta.

La primera cuestión que se valora a la hora de adquirir una televisión de plasma es su tamaño. En términos generales, todas las personas prefieren un televisor grande antes que uno pequeño, pero la pantalla más grande de la tienda no tiene porqué ser la más idónea para tus necesidades. La televisión debe de ajustarse al tamaño de tu salón y a la distancia a la que la vas a ver. En caso contrario, estarías perjudicando la calidad de la imagen que recibes.

En cuanto a las cuestiones técnicas, la primera que debe de valorarse es la resolución. Una resolución que ronda los 800×800 es correcta, pero no es la mejor. Si quieres una resolución de imagen realmente buena, deberás elegir pantallas que superen los 1.000×1.000. En este sentido, asegúrate de que tu pantalla cuenta con un sistema HDMI, el cuál te garantizará una mayor definición de imagen.

También debes de asegurarte de que la televisión cuenta con todas las conexiones de entrada habituales. La mayoría de las televisiones plasma cuentan con ellas, pero hay algunos modelos más baratos que no tienen este tipo de conexiones, y luego se echan de menos en el momento menos oportuno. Un televisor adecuado debería tener, por lo menos, un par de entradas para euroconector, una entrada S-Video, otra de vídeo por componentes, una entrada de antena analógica RGB y la que es cada vez más importante, una entrada digital HDMI.

Por supuesto, no adquieras un televisor que no tenga un TDT integrado. Ya está prohibida su fabricación pero muchas tiendas todavía cuentan con algunos de estos modelos en sus almacenes. Recuerda que muy pronto se producirá el apagón analógico y todas las señales recibidas serán digitales, así que si tu televisor no tiene un TDT integrado, tendrás que comprarte un sintonizador TDT externo.

También es importante que observes y averigües cuan nuevo es el modelo que te quieres comprar ya que existen distintas generaciones de televisores y sería importante que te compraras uno de los más nuevos. La ventaja de comprar un televisor de última generación no es simplemente una cuestión estética de tener el último modelo. La realidad es que en cada generación se van mejorando los fallos y los errores de la generación anterior. Por ejemplo, en los televisores más nuevos es más difícil que se produzca lo que se conoce como pantalla quemada o imagen residual. De igual manera, los televisores de última generación suelen tener una vida útil que es mucho mayor.